Ciencia y salud

Compuestos descubiertos en los meteoritos pueden dar pistas sobre el origen de la vida

En la actualidad, el cianuro y el monóxido de carbono son venenos mortales para los seres humanos, sin embargo, los compuestos que contienen hierro, cianuro y monóxido de carbono descubiertos en meteoritos ricos en carbono por un equipo de científicos de la Universidad Estatal de Boise y la NASA, pueden haber ayudado a impulsar la vida en la Tierra primitiva. 

Los compuestos extraterrestres encontrados en los meteoritos se asemejan al sitio activo de las hidrogenasas, que son enzimas que proporcionan energía a las bacterias y las arqueas al descomponer el hidrógeno (H2). Sus resultados sugieren que estos compuestos también estaban presentes en la Tierra primitiva, antes de que comenzara la vida. Esto, sucedió durante un período en el que la Tierra fue constantemente bombardeada por meteoritos.

«El cianuro es probablemente un compuesto esencial para construir moléculas, las cuales son necesarias para la vida», explicó la Dra. Karen Smith, investigadora principal en la Universidad Estatal de Boise, Idaho. Se cree que el cianuro, un átomo de carbono unido a un átomo de nitrógeno, es crucial para el origen de la vida, ya que está involucrado en la síntesis no biológica de compuestos orgánicos como los aminoácidos y las nucleobases, los cuales son componentes básicos de las proteínas y los nucleicos.

Anteriormente, el cianuro ya había sido encontrado en meteoritos, sin embargo, en investigaciones recientes se sorprendieron al descubrir que el cianuro, junto con el monóxido de carbono (CO), se unían con el hierro para formar compuestos estables en los meteoritos.

«Una de las observaciones más interesantes de nuestro estudio es que estos complejos de hierro ciano-carbonilo se parecen a partes de los sitios activos de hidrogenasas, los cuales tienen una estructura muy distinta», dijo Mike Callahan, autor de un artículo sobre esta investigación.

Las hidrogenasas están presentes en casi todas las bacterias y arqueas modernas, y se cree que son de origen antiguo. Según Callahan, las hidrogenasas son proteínas grandes, pero el sitio activo, lugar donde se producen las reacciones químicas, es un compuesto orgánico-metal mucho más pequeño contenido dentro de la proteína, siendo similar a los compuestos que contienen cianuro descubiertos en los meteoritos.

Un misterio permanente sobre el origen de la vida es cómo podría haber surgido la biología a partir de procesos químicos no biológicos. Las similitudes entre los sitios activos en las enzimas de la hidrogenasa y los compuestos de cianuro que el equipo encontró en los meteoritos, sugieren que los procesos no biológicos en los asteroides progenitores y en la Tierra antigua podrían haber hecho moléculas útiles para la vida.

Leave a Comment