cocina vegetariana
Cocina

Descubre las más ingeniosas recetas que harían que cualquiera fuese vegetariano

Bien se sabe que no todos aquellos participantes del vegetarianismo, lo son precisamente porque aman la vida verde. Muchas personas por condiciones orgánicas especiales simplemente se ven obligadas a adoptar dicho modo de vida y en ocasiones en niveles extremos.

Según el concepto, la gastronomía vegetariana no se limita de forma neta al consumo de hortalizas, verduras o frutas de todo tipo. En sus dietas está la inofensiva inclusión de productos de procedencia animal como bien lo son los huevos, la gelatina, la leche y sus otras presentaciones como el queso y el yogurt.

Merengue en polvo para vegetarianos

Algo que se usa a montones y que trae muchos beneficios al organismo, es el consumo de agua de garbanzo o nombrado ahora como aquafaba. No solo se practica en la gastronomía vegetariana, sino que muchas otras personas han puesto en práctica su consumo indiferentemente de su gremio alimenticio.

¿Para qué sirve?

Este nuevo ingrediente culinario tiene su nombre partiendo del latín. La palabra “aqua” es agua, mientras que la palabra “faba” hace referencia a las alubias. El agua que queda de la cocción, sirve para reemplazar, un ingrediente como lo es el huevo.

¡Cuando es procesada puede usarse como merengue en polvo!

Carne de hamburguesa vegetariana

Son la vía alterna que los vegetarianos han descubierto. No se trata de las prefabricadas y extremadamente saladas carnes de mercado. Se trata más bien de preparar en casa exquisitas hamburguesas de lentejas.

Se las puede mezclar con avena, condimentos como ajo, cebolla sofrita y si se le desea agregar orégano es mucho mejor. 

Las hamburguesas de avena pueden prepararse a parte, se las puede moler en la picadora o licuadora para lograr que compacten. Unas cuantas especias y listo.

Y no solo tienen que ser hamburguesas. Puede ser posible que los vegetarianos consumen carne mechada, lo único que se requiere es la cáscara de plátano cortada en muchas tiras. Se hierve la cáscara hasta ablandar, un poco de sal y con un tenedor se rasgan las hebras.

Se aliñan y presto.

La carne de soja es un excelente aliado para la mesa vegetariana, está hecha a base de granos y legumbres.

Empanaditas de…

¿Harina de plátano?

También pueden emplearse las harinas de batata y de yuca. Al menos para las últimas, al tener la yuca sancochada se muele hasta generar una masa compactada. Se les da a forma y se rellenan de espinaca o acelga para freír.

El comienzo de todo

“Llegará un tiempo en que los seres humanos se contentarán con una alimentación vegetal y se considerará la matanza de un animal como un crimen, igual que el asesinato de un ser humano”.

Por lo menos eso pensaba Leonardo Da Vinci. 

Parte de lo que registra la historia de la gastronomía vegetariana, es que no es tan solo un club de personas que solo se alimentan de lo que sea verde y uno que otro elemento que no sea carne, más bien lo estipula como una filosofía moralista y de saludables parámetros.

En el año 1842, fue que la asociación británica vegetariana le regaló a la filosofía el término hoy empleado, vegetariano cuya procedencia real es “vegetus” aludiendo a lo sano desde luego.

En los tiempos antes de Cristo ya aquello de la “no violencia” estaba en práctica, no solo a los humanos sino a los demás seres vivientes, se empleaba el término “ahimsa” para tal filosofía.

Religiones y culturas siguieron por el camino del tiempo las costumbres dictaminadas por el primer país en establecer la filosofía de lo verde. India.

No todos los vegetarianos son iguales

Si, hay diferentes tipos de gastronomía vegetariana. Aquellos que no presentan ningún tipo de problema consumiendo productos como la gelatina, huevos y uno que otro lácteo, están ya contemplados como vegetarianos.

Por otro lado quienes apartan tales cosas, son considerados veganos.

Los frugívoros son los radicales del mundo verde. Son personas que basan su subsistencia sólo en frutos secos y en general solo frutas.

Leave a Comment